Skip to content

Como misioneros en el extranjero

Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. – Isaías 6:8

Fiel es el que os llama, el cual también lo hará. – 1 Tesalonicenses 5:24 

Isaías 6:8 y 1 Tesalonicenses 5:24 son la fuerza, la encomienda y la inspiración que nos impulsa a seguir adelante como familia y como misioneros de Dios. Lo que hacemos es la respuesta al llamado que Dios le ha hecho a nuestra familia.

Durante varios años hemos estado trabajando llevando el mensaje del evangelio a través de esta página de internet, dando seminarios de salud en iglesias, visitando hogares de envejecientes llevando paz y alegría a los allí internados, dando consultorías personales sobre salud y medicina natural y otros trabajos misioneros. Nos gozamos y sentimos honrados por el poder ser herramientas en la obra de Dios para Su gloria primeramente y para la salvación de las almas que están viviendo sin esperanza.

Nueva etapa

Hemos aceptado el llamado de Dios para servir como misioneros a tiempo completo en el extranjero. Pronto estaremos trabajando en el campo de la salud y la aviación ya que Yamilka es enfermera/médico misionera y Axel estará entrenándose para piloto misionero.

La aviación misionera puede tomar años de formación y sacrificio, al igual que la medicina natural y la preparación necesaria para ser un médico misionero, pero es una increíble oportunidad de ayudar a las personas más aisladas de la tierra. Los vuelos pueden transformar una comunidad entera, abriendo la puerta para la traducción de la Biblia, la educación, la salud, el desarrollo económico y más. Esta es la misión que Dios a puesto en mi vida y la de mi familia en estos momentos y hasta que Jesús regrese por segunda vez.

Hemos decidido dejarlo todo por nuestro llamado a servir y esperamos que nuestras experiencias sirvan de inspiración y ayuda a todos nuestros amigos, familiares y seguidores. Esta página es nuestra manera de ayudar a los necesitados, de llevar el evangelio al mundo, y de dar gracias a todos los que nos apoyan con sus donaciones y oraciones. Estaremos en constante avance y estaremos compartiendo nuestro trabajo como misioneros con todos ustedes a través de esta página.

A veces la vida como misioneros no es fácil, afrontamos grandes desafíos cada día, muchas veces tenemos que vivir con lo mínimo y no podemos ver más allá del próximo día (sólo por fe) pero al final del día sabemos que es la obra de Dios y él es quién está en total control. A cada paso aprendemos a vivir por fe y ésta se hace más fuerte con cada experiencia y milagros que experimentamos.

Somos misioneros de fe, dependemos totalmente de Dios para poder seguir adelante con Su obra, somos un ministerio de fe.

Pueden ver nuestras historias y como va nuestra vida en el campo misionero haciendo Clic aquí.

Necesitamos de sus oraciones y apoyo para poder seguir adelante, estaremos eternamente agradecidos por sus oraciones y apoyo al asociarse con nosotros en la obra de Dios.