Skip to content

Falsa advertencia de ataque con misiles en Hawaii provoca pánico general

A las 8:07 de la mañana del pasado sábado 13 de enero, un empleado de la Agencia de Manejo de Emergencias de Hawaii presionó un botón, que envió un mensaje a todos los teléfonos celulares del estado. Decía: “AMENAZA DE MISÍL EXPLOSIVO PARA HAWAII. BUSCAR REFUGIO INMEDIATO. ESTO NO ES UN SIMULACRO”. Luego llegaron las advertencias de “buscar refugio” por las estaciones de televisión. Siguió un pánico nacional general.

La gente se revolcaba, algunos se acurrucaban en sus bañeras, algunos se zambullían en los desagües pluviales cercanos y en los pozos de agua, y otros corrían hacia sótanos y negocios en edificios de concreto. Los campos de golf se vaciaron en un tiempo récord ya que las personas abandonaron los juego.

Las tensiones entre la administración Trump y la Corea del Norte con armas nucleares han aumentado por temor a que el régimen en Pyongyang pueda llegar a territorio estadounidense con un misil con armas nucleares. Las autoridades hawaianas han estado preparando y probando sistemas de alerta temprana y se ha instado a los residentes a hacer planes de emergencia.

“Todos tienen un plan”, dijo Ashly Trask, de 39 años, que vive en la isla de Kauai. “Es muy real”. Cuando llegó la alerta, Trask dijo, apiló a su madre, a su hijo de 15 años, a su hija de dos años y a su compañero en el automóvil, pasó por el lugar de trabajo de su otro hijo para recogerlo, y luego corrió a su oficina en los jardines botánicos: un edificio con paredes de concreto que se usa como refugio contra huracanes. “Definitivamente fue una especie de zona de pánico”, dijo. “Todo el mundo sabe que tienes alrededor de 15 minutos hasta la detonación, y nadie sabe dónde caerá”.

Los familiares al otro lado de la isla estaban demasiado lejos para llegar a los jardines dentro de ese corto período de tiempo. “Nos llamaron y lloraron porque se dieron cuenta de que no hubiesen llegado a nosotros”, dijo Trask.

En el oeste de Oahu, la gente corrió fuera de los edificios a las calles. Según un testigo, algunos se refugiaron en el sótano de una estructura de estacionamiento, donde la gente lloraba y los niños se acurrucaban sobre rollos de tela. Aproximadamente 38 minutos después, las autoridades dijeron que la alerta fue un error.

Esos 38 minutos fueron un período de puro pánico en los que vio a la gente abrazar a sus seres queridos y decir adiós. Otros cayeron de rodillas y rezaron en las calles. En Honolulu, padres desesperados abrieron desagües de tormenta de concreto y metieron a sus hijos adentro.

El gobernador David Ige se disculpó por el error y dijo que la alerta se envió durante lo que debería haber sido un cambio de turno de rutina en el centro de comando y control de nervios de la Agencia de Manejo de Emergencias de Hawaii. “Fue un procedimiento que ocurre en el cambio de turno por el que pasan para asegurarse de que el sistema funcione. Y un empleado presionó el botón equivocado”, dijo, agregando que tales cambios de turno ocurren tres veces al día.” Me despertó la alerta como todos los demás aquí en el estado de Hawaii. Fue desafortunado y lamentable. Vamos a ver cómo podemos mejorar los procedimientos para que no vuelva a ocurrir”.

El procedimiento operativo estándar requiere que los trabajadores prueben el sistema de alerta para asegurarse de que esté en pleno funcionamiento, pero esta vez el mensaje, que no debería haber sido escuchado o visto más allá de la sala de control de la sede de la agencia, se hizo público.

“La gente de Hawái estaba conmocionada y ahora no está contenta”, escribió Silas Aiton, colaborador del New Daily, “especialmente con el final del mensaje que dice ‘esto no es un simulacro’, que fué lo mismo que se anunció cuando el ataque japonés a Pearl Harbor en 1941.

Cuando llegó el mensaje de que se trataba de una falsa alarma, muchos en los albergues de estacionamiento se abrazaron, lloraron, se sacudieron y se prepararon para regresar al exterior. Otros dijeron que permanecerían escondidos hasta que recibieran la confirmación de la guardia costera de que todo estaba seguro.

La residente de Honolulu Kim Smith le dijo a The Guardian que fue a Diamond Head, un parque estatal y antigua base militar que “es un lugar de congregación para un tsunami” y tiene “bunkers y túneles”. Los turistas, Smith dijo, estaban caminando “sin idea”. qué estaba pasando en absoluto”.

“Terminamos sentados afuera en el automóvil y esperando ver qué pasaría”, agregó. “Iniciaron el sistema de sirenas de misiles hace un par de meses y las sirenas no sonaron y no hubo actualizaciones en la radio, así que fué un poco confuso.

Beth Ann Brooks de Haleiwa dijo que estaba en la playa cuando recibió la alerta y corrió a casa. Ella y su esposo se refugiaron en el baño, dijo ella. “Cogimos los cojines del sofá y nuestro kit de huracanes y agua y nos sentamos a hablar con los niños y tratar de calmarlos”, dijo Brooks. “No dijeron mucho. Fue horrible. El miedo que sentí fue diferente a todo lo que alguna vez haya experimentado”.

Para algunos, la perspectiva del fin del mundo era una oportunidad para darse el gusto. Joshua Keoki Versola estaba solo en Mililani cuando recibió la alerta. Mientras esperaba que su prometida manejara hasta su casa desde su lugar de trabajo, el ingeniero de redes de 35 años abrió una botella de Hibiki 21, un galardonado y caro whisky japonés.

Durante 38 minutos, la gente de Hawaii pensó que el fin del mundo había llegado. Algunos pidieron perdón por sus pecados. Incluso algunos de los llamados ateos estaban orando a Dios. Otros abrieron una champaña cara y dijeron que querían terminar “con estilo”. Pero, sobre todo, el error causó pánico que no tenía precedentes en la era de la posguerra fría. El miedo era palpable a medida que la gente reflexionaba sobre sus vidas y se preguntaba qué pasaría con ellos si los mataban.

Si alguna vez hubo un rumor de guerra, este sería el caso. Las advertencias de la palabra de Dios nos dicen que la guerra está por venir. Sólo aquellos que están en Cristo, y por lo tanto bajo la protección de los ángeles del cielo, no tendrán miedo y pánico cuando de repente les sobrevengan amenazas.

“Y oiréis de guerras y rumores de guerra; procurad que no os turbéis”. Mateo 24: 6.

Referencias de la Fuente:

False ‘missile attack’ warning plunges Hawaii into panic and chaos

Hawaii ballistic missile false alarm results in panic

 


El ministerio ELPDE comparte estas noticias actuales sólo para mostrar un vínculo entre los eventos actuales y las profecías bíblicas. La información que presentamos en este artículo, el cual no pretende ser un comentario en apoyo ó en oposición a las opiniones de los autores originales ó las fuentes de la noticia, no necesariamente reflejan las opiniones del ministerio ELPDE, sólo se proporciona para señalar el vínculo profético.

 


¿Tienes algo que decir sobre lo que acabas de leer? Déjanos tu comentario. Publícalo en la sección de comentarios mas abajo. ¡Nos encantaría saber de ti! y tal vez sea de ayuda para otros.

¿Quieres estar actualizado(a) de nuevas publicaciones, noticias ó historias misioneras? Suscríbete aquí! Prometemos sólo te enviaremos nuestras actualizaciones, nada de correos no deseados “SPAM” y no dejes de contactarnos para cualquier pregunta.

Dios te bendiga.
Ministerio En Los Pasos De Enoc

Comentarios de Facebook

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *