Skip to content

La creación de Dios

Otro notable beneficio del campo es el estar en contacto con la naturaleza. Al estar en contacto directo con las obras de nuestro Creador poco a poco nuestros caracteres son transformados a su misma imagen. Las plantas, los árboles y los animales que Dios creó nos imparten un sentido de gozo que jamás se experimenta en las ciudades. Los niños apreciarán esta vida mucho más que los placeres que encuentran en las ciudades donde todo es artificial.

 

 

Comentarios de Facebook

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *