Skip to content

Oxalatos

Abundan en las espinacas y el cacao y pueden afectar al riñón.

¿Qué son los oxalatos?

El ácido oxálico o los oxalatos, son compuestos contenidos en algunos alimentos y se consideran un antinutriente puesto que dificultan la asimilación de algunos minerales. Por ejemplo inhiben la absorción del calcio al unirse a éste mineral y volverlo insoluble en el intestino. Por eso, para prevenir deficiencias de calcio, debemos reducir el consumo simultáneo de este junto a los alimentos que mayor contenido en oxalatos poseen. También pueden generarse en el organismo al digerir ciertas sustancias. A continuación te mostramos los alimentos con mayor contenido en oxalatos que debes moderar al momento de consumir fuentes de calcio:

Tabla-de-oxalatos

Como podemos ver, los alimentos con mayor contenido en oxalatos son en su mayoría, productos de origen vegetal, a los cuales debemos consumir preferentemente lejos de alimentos ricos en calcio, ya que la presencia de ácido oxálico puede significar la pérdida de hasta un tercio del calcio presente en un plato. Dado que a mayor contenido de oxalatos mayor es la pérdida, si procuramos juntar una fuente de calcio con algún alimento de la lista anteriormente presentada, procuremos reducir la fuente de estos inhibidores de la absorción e incrementemos la presencia del mineral que tanto necesita el organismo para su sistema nervioso y para conservar huesos y dientes sanos.

¿Que repercusiones tiene su consumo?

Los oxalatos pueden combinarse con algunos elementos minerales y disminuir su absorción a nivel intestinal. Esto ocurre con el hierro, el magnesio, el fósforo, el cobre y el calcio. Además, los oxalatos forman parte de uno de los tipos de cálculo renal más frecuente, los de oxalato cálcico.

¿Dónde se encuentran?

En la práctica, hay que tener precaución con las espinacas (571 mg por 100 g), el ruibarbo (537), el cacao en polvo (385), el chocolate negro, (98), la remolacha (72) y las judías (43). En cantidades menores se encuentra también en el pan integral, las fresas y frambuesas, ciruelas y moras (10-20 mg) y en la coliflor, los cacahuetes, las nueces, los cítricos, las bebidas con cola, el café y el té (menos de 10 mg).

¿Hay personas que deban vigilar más estrechamente su consumo?

Sí. Por un lado quienes tengan riesgo de padecer deficiencia de alguno de los minerales mencionados (véase la segunda pregunta). Y por otro quienes tengan predisposición hacia la formación de cálculos renales de oxalato.

¿Grandes dosis de vitamina C aumentan el riesgo de cálculos renales?

Es un tema polémico. Se sabe que gran parte de la vitamina C se metaboliza a oxalatos. Es posible que el efecto secundario más destacado de tomar fuertes suplementos de esta vitamina sea el incremento del riesgo de cálculos renales.