Skip to content

Nuestra base

Dios ha hecho provisión en forma abundante para el sustento y la felicidad de todas sus criaturas; y si sus leyes nunca fueran violadas, y todos actuaramos en armonía con la voluntad divina, se experimentaría salud, paz y felicidad en lugar de miseria y continuo mal.

Los principios bíblicos y del Espíritu de Profecía sobre la salud y la curación natural son la base del Ministerio En Los Pasos de Enoc.

Dios nos dice, hablando a través del apóstol Pablo:

Os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. Y no os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios. – Romanos 12:1-2 

¿Es la voluntad de Dios que estemos en buena salud? ¿Existen leyes de nuestro ser físico que debemos obedecer para lograr y mantener una buena salud? Creemos que la respuesta a estas preguntas es un rotundo ¡ SÍ !

Debemos llevar una vida saludable, sobre todo porque así tendremos mentes más claras, más sanas y más capaces de comprender los asuntos más profundos de la verdad de Dios. Además de esto, honramos a Dios!

Debemos hacer todo lo posible para obtener y mantener una buena salud. Es esencial para nuestra vida cristiana. Es nuestro deber como cristianos.

El médico del futuro no dará medicinas, sino que enseñará a sus pacientes en el cuidado del cuerpo, la dieta y la causa y prevención de las enfermedades.  – Inventor, Thomas A. Edison

Hay muchas maneras de practicar el arte de sanar; pero hay una sola que el cielo aprueba. Los remedios de Dios son los simples agentes de la naturaleza, que no recargarán ni debilitarán el organismo por la fuerza de sus propiedades. El aire puro y el agua, el aseo y la debida alimentación, la pureza en la vida y una firme confianza en Dios, son remedios por cuya falta millares están muriendo; sin embargo, estos remedios están pasando de moda porque su uso hábil requiere trabajo que la gente no aprecia.  – Testimonios para la Iglesia, Tomo 5, P. 418

Dios es nuestro médico, la Biblia, el Espíritu de Profecía y la Naturaleza nuestros libros de referencia.  – En Los Pasos De Enoc 

El plan de Dios para su salud y felicidad

La enfermedad es un esfuerzo de la naturaleza para librar al organismo de las condiciones resultantes de una violación de las leyes de la salud. En caso de enfermedad, hay que indagar la causa. Deben modificarse las condiciones antihigiénicas y corregirse los hábitos erróneos. Después hay que ayudar a la naturaleza en sus esfuerzos por eliminar las impurezas y reestablecer las condiciones normales del organismo. – El Ministerio de la Curación Pág. 88

El aire puro, el sol, la temperancia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimentario conveniente, el agua y la confianza en el poder divino, son los verdaderos remedios. Cada persona debería tener un conocimiento de los agentes que la naturaleza provee como remedios y saber aplicarlos. Es de suma importancia darse cuenta exacta de los principios implicados en el tratamiento de los enfermos, y recibir una instrucción práctica que le habilite a uno para hacer uso correcto de estos conocimientos. – El Ministerio de la Curación Pág. 89

El empleo de remedios naturales requiere más cuidados y esfuerzos de lo que muchos quieren prestar. El proceso natural de curación y reconstitución es gradual y les parece lento a los impacientes. El renunciar a la satisfacción dañina de los apetitos impone sacrificios. Pero al fin se verá que, si no se le pone trabas, la naturaleza desempeña su obra con acierto y los que perseveran en la obediencia a sus leyes encontrarán recompensa en la salud del cuerpo y la salud de la mente. – El Ministerio de la Curación Pág. 89

La ciencia confirma los escritos del Espíritu de Profecía referentes a la salud y la nutrición

Además de los principios sobre la salud que nuestro Padre Celestial estableció en su Palabra, hemos sido bendecidos con un sin numero de consejos claros referentes a como debemos vivir en todos los aspectos de nuestras vidas, los escritos de la Sra. Elena G. de White han sido una fuente de inspiración y dirección para la iglesia verdadera por más de un siglo. Los consejos e instrucciones sobre la salud dados a la iglesia a través de la Sra. White han subsistido a través de los años y han sido y siguen siendo comprobados por la ciencia hasta el día de hoy. Clic aquí para ver la comprobación de estos según el mundo científico. Estos consejos son, junto con la Biblia, los principios por los cuales este ministerio se rige, promueve y enseña.

 

Nota: Todo el material y la información presentada por En Los Pasos De Enoc es solo con fines educativos, no intenta reemplazar al profesional de la salud. Le recomendamos que visite a su médico o consejero de salud de confianza para obtener más información o para una evaluación personal. Creemos que nuestro Médico Divino nos ha dado la información que aquí compartimos y de acuerdo al grado de fe de cada persona Él mismo realizará la curación a cualquier enfermedad según sea Su voluntad. La medicina natural es la medicina que Dios nos ha dado.