Skip to content

Los Puestos de Avanzada

¿Para qué construir un Puesto de Avanzada fuera de la gran ciudad?

TESTIFICACIÓN: para que otros puedan conocer a Cristo Jesús mediante nuestro humilde servicio, nuestra ayuda, nuestra literatura y nuestro testimonio y entonces puedan sumarse a la Iglesia remanente.

VISITACIÓN: para recargar las baterías espirituales como hacía Enoc y así poder visitar las pecaminosas ciudades con los mensajes de advertencia de Dios en Apocalipsis.

SERVICIO CRISTIANO: para ayudar a toda persona que necesite ayuda de algún tipo; aquí se incluyen pequeños dispensario de primeros auxilios y sanatorios en los cuales se implementa la medicina natural sobre la cual Dios ha instruido a su pueblo.

FORMACIÓN: para formar más misioneros voluntarios que formen sus propios Puestos de Avanzada o que vayan incluso a zonas donde nadie ha ido antes; a estos les llamamos “misioneros de riesgo”.

AUTOSUSTENTACIÓN: para aprender a sobrevivir fuera del sistema y poder autoabastacernos –como la huerta y la energía solar y eólica– pues pronto en la ciudad no se podrá comprar ni siquiera los servicios que hoy son normales.

SANTIFICACIÓN: para alejarnos como Enoc de los centros infecciosos de pecaminosidad y tentación –que son las grandes ciudades– y avanzar en el proceso de santificación al cual Dios nos llama a cada uno, apartándonos del mal, y a negarnos a nosotros mismos.

CONSAGRACIÓN: para tener un lugar de paz y refugio donde poder estudiar la Biblia y los Testimonios y acercarnos a Dios en oración, renuncia y entrega completas y admirar la naturaleza creada por Dios siguiendo sus consejos dados de apartarse de la gran ciudad para consagranos más a Él en medio de su Creación. Le recomendamos escuchar el tema Viviendo la vida de Enoc.

REFUGIO: pronto no habrá libertad. Mientras Dios lo permita, estos Puestos de Avanzada pueden servir de refugio a aquellos que, por permanecer fieles al Señor, deban huir de su entorno y no tengan a donde ir.

Algunas características de aquellos a quienes se les da la encomienda de llevar adelante la construcción de Puestos de Avanzada

Los sellados/144000/multitud incontable/gran muchedumbre son los justos que reciben vivos a Cristo en gloria. Estos llegan a reflejar el carácter de Dios. Son los que están gimiendo y clamando por las abominaciones que se hacen en la iglesia (según Ez. 9) y se apartan del mal. Junto con los futuros mártires, son los que, con el poder de la lluvia tardía, predicarán el Evangelio Eterno al mundo. Y son los que salen victoriosos de la gran tribulación y que son liberados por el Cordero.

También son los que llevan a cabo la obra del “3er Elías”, el “2do Juan el Bautista”, el “4to Ángel” de Apoc. 18, el “2do Enoc” y el “2doq Noé”. Figuras del Fuerte Clamor que ilumina toda la tierra con su gloria con el mensaje de los Tres Ángeles.

Enoc caminó con Dios. Reflejaba tanto su carácter que Dios se lo llevó vivo al Cielo. Este profeta vivió 365 años: un año por cada día del año. ¡Todos los días debemos caminar con Dios! Y este santo hombre, que es tipo o símbolo de los 144mil que serán trasladados vivos con Cristo (junto con los justos resucitados) a los Cielos, nos ejemplifica cómo debe de ser nuestra vida y estilo de vida aquí durante los últimos días.

En su obediencia y fidelidad, este grupo acata las órdenes y los consejos de Dios:

  1. Cambia su alimentación/estilo de vida,
  2. Cambia su vestimenta,
  3. Se educa y educa a otros sobre la actividad médico-misionera y la subsistencia en el campo y
  4. Sale de las ciudades para construir Puestos de Avanzada en el campo y apartarse del mal.

Lo que dice el consejo inspirado

1. Cambia su alimentación/estilo de vida

El propósito de Dios para con sus hijos es que éstos alcancen a la medida de la estatura de hombres y mujeres perfectos en Cristo Jesús. Para ello, deben hacer uso conveniente de todas las facultades de la mente, el alma y el cuerpo. No pueden derrochar ninguna de sus energías mentales o físicas.” {CPI 419.3} [Enlace a Referencia]

“El asunto de la conservación de la salud tiene una importancia capital. Al estudiar esta cuestión en el temor de Dios, aprenderemos que, para nuestro mejor desarrollo físico y espiritual, conviene que nos atengamos a un régimen alimenticio sencillo. Estudiemos con paciencia esta cuestión. Para obrar atinadamente en este sentido, necesitamos conocimientos y discernimiento. Las leyes de la naturaleza existen, no para ser resistidas, sino acatadas.” {CPI 419.4} [Enlace a Referencia]

“Si las sensibilidades morales de los cristianos se aguzaran en el tema de la temperancia en todas las cosas, podrían, por su ejemplo, y principiando en sus mesas, ayudar a los que tienen poco dominio propio, a los que son casi incapaces de resistir a las instancias de su apetito. Si pudiésemos comprender que los hábitos que adquirimos en esta vida afectarán nuestros intereses eternos, y que nuestro destino eterno depende de que nos habituemos a ser temperantes, lucharíamos para ser estrictamente temperantes en el comer y beber.” {CPI 190.2} [Enlace a Referencia]

“El 10 de diciembre de 1871 me fue mostrado que la reforma pro salud es un ramo de la gran obra que ha de preparar a un pueblo para la venida del Señor. Está tan íntimamente relacionada con el mensaje del tercer ángel como la mano lo está con el cuerpo. La ley de los Diez Mandamientos ha sido considerada livianamente por los hombres, pero el Señor no quiso venir a castigar a los transgresores de dicha ley sin mandarles primero un mensaje de amonestación. El tercer ángel proclama ese mensaje. Si los hombres hubieran sido siempre obedientes al Decálogo, y hubiesen llevado a cabo en su vida los principios de esos preceptos, la maldición de tanta enfermedad que ahora inunda el mundo no existiría.” {CPI 386.2} [Enlace a Referencia]

Los hombres y las mujeres no pueden violar la ley natural, complaciendo un apetito depravado y pasiones concupiscentes, sin violar la ley de Dios. Por lo tanto, el Señor ha permitido que sobre nosotros resplandezca la luz de la reforma pro salud, para que veamos el pecado que cometemos al violar las leyes que Él estableció en nuestro ser. Todos nuestros goces o sufrimientos pueden atribuirse a la obediencia o transgresión de la ley natural.” {CPI 387.1} [Enlace a Referencia]

 

2. Cambia su vestimenta

“No ocupéis vuestro tiempo esforzándoos por seguir todas las necias modas del vestido. Vestíos pulcra y atractivamente, pero no os convirtáis en el objeto de observaciones ya sea por estar demasiado ataviados o por vestiros de una forma descuidada y desaseada. Proceded como si supierais que el ojo del cielo está sobre vosotros y que vivís bajo la aprobación o desaprobación de Dios.” {CPI 323.1} [Enlace a Referencia]

“Debe obtenerse conocimiento en cuanto a cómo comer y beber y vestirse de manera que se preserve la salud. La enfermedad es causada por la violación de las leyes de la salud; es el resultado de violar la ley de la naturaleza.” {3TI 184.1} [Enlace a Referencia]

“Ahora, Dios quiere que su pueblo adopte la reforma en el vestir, no solamente para diferenciarse del mundo como su ‘pueblo peculiar’, sino porque una reforma en el vestir es esencial para la salud física y mental. El pueblo de Dios ha perdido en mayor grado su peculiaridad y gradualmente ha estado imitando al mundo, y mezclándose con ellos, hasta llegar a ser como ellos en muchos aspectos. Esto desagrada a Dios. El los conduce como condujo a los hijos del Israel de antaño, para que salgan del mundo y olviden sus prácticas idólatras, no siguiendo sus propios deseos -porque éstos no están santificados- o sus propios ojos que los han conducido a alejarse de Dios y unirse con el mundo.” {1TI 459.1} [Enlace a Referencia]

“Algo debe suceder para que el pueblo de Dios se apoye menos en el mundo. La reforma en el vestir es sencilla y saludable, pero implica una cruz. Le doy gracias a Dios por la cruz y con gozo me inclino para levantarla. Hemos estado tan unidos con el mundo que hemos perdido de vista la cruz y no sufrimos por el amor a Cristo.”{1TI 459.2} [Enlace a Referencia]

“¿Por qué es tan difícil vivir una vida abnegada, humilde? Porque los cristianos profesos no están muertos al mundo. Es fácil vivir después de estar muertos. Pero muchos anhelan los puerros y las cebollas de Egipto. Tienen disposición para vestirse y proceder de un modo tan parecido al mundo como sea posible, y sin embargo, esperan ir al cielo. Los tales ascienden por otro camino. No entran por la puerta estrecha y el camino angosto…” {MJ67 125.3} [Enlace a Referencia]

 

3. Se educa y educa a otros sobre la actividad médico-misionera y la subsistencia en el campo 

La verdadera educación es una preparación para ser misionero. Todo hijo e hija de Dios está llamado a ser misionero; se nos llama a servir a Dios y a nuestros semejantes, y el objeto de nuestra educación debe ser capacitarnos para este servicio.” {MC 307.1} [Enlace a Referencia]

“No hay un patrón exacto que se pueda dar para el establecimiento de escuelas en nuevos campos. El clima, el entorno, las condiciones del país, y los medios a su alcance con el que trabajar, todos deben tener un papel en la conformación de la obra. Las bendiciones de una completa educación traerá éxito en el trabajo misionero cristiano. A través de sus medios almas se convertirán a la verdad.” {SpTB11 27.2} [Enlace a Referencia, traducción propia del inglés]

“Dios me ha revelado a mí que estamos en peligro positivo de poner en nuestra obra educativa costumbres y modas que imperan en las escuelas del mundo. Si los maestros no están vigilados en su trabajo, van a colocar sobre el cuello de sus estudiantes yugos mundanos en vez del yugo de Cristo. El plan de escuelas que debemos establecer en estos últimos años de trabajo es de un orden completamente diferente de los que hemos instituido en el pasado.” {SpTB11 28.1} [Enlace a Referencia, trad. propia del inglés]

“Por esta razón, Dios nos empuja a establecer escuelas lejos de las ciudades, donde, sin estorbo ni impedimento, podamos continuar la obra de educación en los planes que están en armonía con el solemne mensaje que se nos ha comprometido a nosotros para con el mundo. Una educación como esta puede ser mejor elaborada donde hay tierras para cultivar, y donde el ejercicio físico tomado por los estudiantes puede ser de tal naturaleza como para desempeñar una parte valiosa en su formación del carácter, y para adaptarlos para ser útiles en los campos a los que irán.” {SpTB11 28.2} [Enlace a Referencia, trad. propia del inglés]

“Dios bendecirá el trabajo de las escuelas que se llevan a cabo de acuerdo a su diseño. Cuando estábamos trabajando para establecer la obra educativa en Australia, el Señor nos reveló que esta escuela no tiene patrón según el estilo de cualquiera de las escuelas que se habían establecido en el pasado. Esta iba a ser una escuela de muestra. La escuela fue organizada en el plan que Dios nos había dado, y Él ha prosperado su trabajo.” {SpTB11 28.3} [Enlace a Referencia, trad. propia del inglés]

 

4. Sale de las ciudades para construir Puestos de Avanzada en el campo y apartarse del mal

El pueblo de Dios se apartará de las costumbres injustas de los que los rodean y buscará la pureza de pensamiento y santa conformidad con la voluntad divina hasta que su excelsa imagen se refleje en él. Como Enoc, se estarán preparando para la traslación al cielo. Mientras se esfuerzan por instruir y amonestar al mundo, no se amoldarán al espíritu y las costumbres de los incrédulos, sino que los condenarán mediante su santa manera de vivir y su ejemplo piadoso. La traslación de Enoc poco antes de la destrucción del mundo por medio del diluvio representa la traslación de todos los justos que vivirán en la tierra antes de la destrucción de ésta por medio del fuego. Los santos serán glorificados en presencia de los que los odiaron por su leal obediencia a los justos mandamientos de Dios.” {HR 63.2} [Enlace a Referencia]

“Cuando la iniquidad abunda en una nación, siempre ha de escucharse una voz que dé la amonestación y la instrucción, como la voz de Lot fuera oída en Sodoma. Sin embargo, Lot pudo haber preservado a su familia de muchos males si él no hubiera hecho su hogar en esa ciudad malvada y corrompida. Todo lo que Lot y su familia hicieron en Sodoma podría haber sido hecho por ella, aun cuando hubieran vivido en un lugar a cierta distancia de la ciudad. Enoc caminó con Dios, y sin embargo no vivió en medio de alguna ciudad mancillada, con toda clase de violencia y maldad, como lo hizo Lot en Sodoma.—Manuscrito 94, 1903.” {Ev 61.7} [Enlace a Referencia]

De hecho su esposa murió y sus hijas pecaron gravemente luego de salir…

“[Enoc] no puso su morada entre los impíos. No se estableció en [alguna] Sodoma pensando salvarla. Se ubicó junto con su familia donde la atmósfera fuera lo más pura posible. De ese lugar, a veces iba a los habitantes del mundo con su mensaje recibido de Dios. Le era penosa cada visita que hacía al mundo. Veía y entendía algo de la lepra del pecado. Después de proclamar su mensaje, siempre llevaba de vuelta consigo hasta su lugar de retiro a los que habían recibido la amonestación. Algunos de ellos llegaron a ser vencedores y murieron antes que viniera el diluvio. Pero otros habían vivido por tanto tiempo rodeados por la corruptora influencia del pecado, que no podían soportar la rectitud. Estos no retuvieron la pureza de la fe, sino que regresaron a sus antiguas prácticas y costumbres.—Manuscrito 42, 1900.” {CT 51.5} [Enlace a Referencia]

Como pueblo que guarda los mandamientos de Dios, debemos salir de las ciudades. Tal como lo hizo Enoc, debemos trabajar en las ciudades pero no vivir en ellas.—El Evangelismo, 61 (1899).” {EUD 85.1} [Enlace a Referencia]

“¿Quién será amonestado? Volvemos a decir: ‘Fuera de las ciudades’. No consideréis que es una gran privación el tener que trasladaros a los cerros y las montañas, sino buscad un retiro donde podáis estar solos con Dios, para aprender su voluntad y sus caminos…” {DCC 14.2} [Enlace a Referencia]

“Insto a nuestro pueblo a que convierta la búsqueda de la espiritualidad en la obra de su vida. Cristo está a la puerta. Por esto digo a nuestro pueblo: ‘No consideréis que es una privación el ser llamados a dejar las ciudades para trasladaros al campo. Allí esperan abundantes bendiciones para los que deseen aprehenderlas. Al contemplar las escenas de la naturaleza, las obras del Creador, y al estudiar la obra de la mano de Dios, seréis transformados imperceptiblemente a la misma imagen’.—Mensajes Selectos 2:408 (1908).” {DCC 14.3} [Enlace a Referencia]

Hay que trabajar en favor de las ciudades desde puestos de avanzada. El mensajero de Dios dijo: ‘¿No serán amonestadas las ciudades? Sí; pero no por el pueblo de Dios que viva en ellas, sino mediante sus visitas realizadas para advertirlas de lo que acontecerá sobre la tierra’.—Mensajes Selectos 2:410-411 (1902).” {EUD 85.2} [Enlace a Referencia]

La excusa “me quedo en la ciudad para predicar” es anulada por Dios. Él claramente dice que las ciudades no serán amonestadas por los que vivan en ellas. ¡Y encima ponen en riesgo su salvación y la de sus hijos! Una y otra vez el Señor dice que las ciudades serán visitadas por los que vivan en las avanzadas para dar la amonestación a la ciudad. No nos engañemos: esa excusa no es válida.

“Desígnense hombres juiciosos que no divulguen sus intenciones, sino que busquen tales propiedades en las zonas rurales, con fácil acceso a las ciudades, apropiadas para establecer pequeñas escuelas de preparación para los obreros, y donde también puedan proporcionarse facilidades para tratar a las personas enfermas y fatigadas que no conocen la verdad. Buscad esos lugares cerca de las ciudades, donde puedan conseguirse edificios apropiados ya sea como obsequio de sus dueños, o comprados a un precio razonable con fondos donados por nuestro pueblo. No construyáis edificios en las ruidosas ciudades.—Medical Ministry, 308, 309 (1909).” {Ev 61.3} [Enlace a Referencia]

“La verdad debe ser dicha, ora sea que los hombres la escuchen o la rechacen. Las ciudades están llenas de tentaciones. Debemos planear nuestra obra de tal manera que mantengamos a nuestros jóvenes tan lejos como sea posible de esta contaminación.” {Ev 61.4}[Enlace a Referencia]

Las ciudades han de ser trabajadas desde las avanzadas. Dijo el mensajero de Dios: ‘¿No serán amonestadas las ciudades? Sí, no por el pueblo de Dios que vive en ellas, sino por los que las visitan, para amonestar a sus habitantes de lo que está por sobrevenir en la tierra’.—Carta 182, 1902.” {Ev 61.5} [Enlace a Referencia]

“Se aproxima rápidamente el tiempo cuando el poder de las uniones laborales será muy opresivo. Una vez y otra el Señor ha instruido a los miembros de su pueblo a que saquen sus familias de las ciudades y las lleven al campo, donde puedan cultivar sus propias provisiones, porque en el futuro el problema de comprar y de vender será muy serio. Ahora deberíamos prestar atención a la instrucción que se nos ha dado vez tras vez: Salid de las ciudades e id a los distritos rurales, donde las casas no están apiñadas unas al lado de otras, y donde estaréis libres de la interferencia de los enemigos.—Carta 5, 1904.” {2MS 161.1} [Enlace a Referencia]

“Hasta donde sea posible, nuestras instituciones deberían estar situadas lejos de las ciudades. Debemos tener obreros para esas instituciones, y si éstas están ubicadas en las ciudades, eso significa que las familias de nuestro pueblo deben establecerse en ellas. Pero no es la voluntad de Dios que las familias de su pueblo se establezcan en las ciudades, donde hay perturbaciones y confusión constantes. Hay que evitar esto para sus hijos, porque todo el sistema está corrompido por el apresuramiento, la prisa y el ruido. El Señor quiere que las familias de su pueblo se trasladen al campo donde puedan poner su casa en la tierra, y cultivar sus propios frutales y verduras, y donde sus hijos puedan estar en contacto directo con las obras de Dios manifestadas en la naturaleza. Llevad a vuestras familias lejos de las ciudades, es mi mensaje.” {2MS 410.1} [Enlace a Referencia]

El Señor nos ha indicado repetidamente que debemos trabajar en las ciudades desde puestos de avanzada ubicados fuera de ellas. En esas ciudades debemos tener casas de culto, como monumentos de Dios, pero las instituciones destinadas a la publicación de la verdad, a la curación de los enfermos y a la preparación de los obreros deben establecerse fuera de las ciudades. Es especialmente importante que nuestra juventud sea protegida de las tentaciones de la vida en la ciudad.” {2MS 411.1} [Enlace a Referencia]

“En armonía con estas instrucciones se han comprado y se han vuelto a dedicar salones de reuniones en Wáshington y en Nashville, mientras las casas editoras y los sanatorios se han establecido fuera de los centros congestionados de las ciudades, como puestos de avanzada. Este es el plan que se ha seguido al trasladar al campo otras casas editoras y sanatorios, y este mismo procedimiento se está siguiendo en Inglaterra en lo que concierne a la casa editora de Londres y también al colegio que hay allí. Ahora se nos proporciona la oportunidad de aprovechar las providencias de Dios al ayudar a nuestros hermanos en éstos y en muchos otros centros importantes a establecer la obra sobre una base firme, a fin de que avance sólidamente.—Special Testimonies, Series B, 8:7, 8, 1907.” {2MS 411.2} [Enlace a Referencia]

Es designio de Dios que nuestros hermanos se establezcan fuera de las ciudades y desde esas avanzadas amonesten a las ciudades, y se levanten en ellas monumentos conmemorativos para Dios. Debe haber una fuerza de influencia en las ciudades, a fin de que el mensaje de amonestación pueda ser escuchado.—The Review and Herald, 14 de abril de 1903.” {Ev 60.6} [Enlace a Referencia]

“Debemos realizar planes sabios para amonestar las ciudades, y al mismo tiempo para vivir donde podamos proteger a nuestros hijos y a nosotros mismos de las influencias contaminadoras y desmoralizadoras que prevalecen en esos lugares.—Life Sketches, 410 (1915).” {Ev 61.1} [Enlace a Referencia]

“Debemos ser prudentes como serpientes y sencillos como palomas en nuestros esfuerzos por adquirir propiedades en el campo a un bajo precio y desde esos centros de avanzada debemos trabajar en las ciudades.—Special Testimonies, Series B 14:7 (1902).” {Ev 61.2} [Enlace a Referencia]

Ni una familia en cien se beneficiará física, mental o espiritualmente por residir en la ciudad. La fe, la esperanza, el amor y la felicidad se adquieren con facilidad mucho mayor en los lugares retraídos, donde hay campos, colinas y árboles. Alejad a vuestros hijos de los espectáculos y ruidos de la ciudad, del traqueteo y bullicio de los tranvías y otros vehículos, y tendrán mentes más sanas. Resultará más fácil grabar en su corazón la verdad de la Palabra de Dios.—El hogar adventista, 121 (1894), 101 (1905).” {EUD 86.6} [Enlace a Referencia]

Necesitamos poseer una capacidad de percepción penetrante y santificada. Esta perspicacia no se ha de utilizar para criticarse y censurarse unos a otros, sino para discernir las señales de los tiempos. Hemos de cuidar nuestros corazones con toda diligencia para que nuestra fe no naufrague. Algunos que en un tiempo fueron creyentes sólidos en la verdad se han vuelto descuidados con respecto a su bienestar espiritual y están cediendo, sin la menor resistencia, a las bien trazadas tramas de Satanás. Ya es tiempo de que nuestro pueblo saque a sus familias de las ciudades y las lleven a localidades más retiradas, de lo contrario muchos de los jóvenes, y muchos también de los de mayor edad, serán engañados y cautivados por el enemigo.” {8TI 107.4} [Enlace a Referencia]

“Está aumentando la maldad en nuestras ciudades y cada vez resulta más evidente que aquellos que permanecen en ellas innecesariamente, arriesgan la salvación de su alma.—Country Living, 9 (1907).” {EUD 103.1} [Enlace a Referencia]

Es imposible ser más claros que EGW. El mensaje que se repite es: SALID DE LAS CIUDADES Y CREAR PUESTOS DE AVANZADA para alcanzar el carácter de Cristo y predicar el Evangelio. ¡Cuán pocos escucharán este mensaje!

En la iglesia de Dios hay solo dos grupos: trigo y cizaña. Depende de tus decisiones a qué grupo pertenecerás.

“El reino de Dios no viene con manifestaciones externas. Viene mediante la dulzura de la inspiración de su Palabra, la obra interior de su Espíritu, y la comunión del alma con Aquel que es su vida. La mayor demostración de su poder se advierte en la naturaleza humana llevada a la perfección del carácter de Cristo.” {MC 23.2} [Enlace a Referencia]

¿QUÉ ESTÁS DISPUESTO/A A HACER Y A QUÉ ESTÁS DISPUESTO/A A RENUNCIAR PARA LOGRAR REFLEJAR SU CARÁCTER?

Si sientes el llamado de Dios a invertir en la creación de Puestos de Avanzada o tienes alguna idea por favor comunícate con nosotros.

Dios te bendiga grandemente.

 

Referencia: Esta información la compartimos directamente del ministerio de apoyo “Misioneros del Fuerte Clamor” quien recopiló las citas del Espíritu de Profecía, el cual al igual que nosotros comparte el mismo mensaje de la verdad presente.